viernes, 11 de mayo de 2012

El crecimiento infinito no sólo es una farsa elitista que produce pérdida de poder adquisitivo en la clase media y simplemente echa del sistema "por definición" a otros muchos. También es la obsesión capitalista por excelencia y la excusa de este circo insostenible. El cielo ya no es el límite.