sábado, 14 de abril de 2012

MANIFIESTO LITERARIO INCONCLUSO OTHERWORLDLINESS


1.Las palabras están sujetas al significado inmediato que les otorgue el contexto, pero van cargadas con el peso de todas sus otras acepciones.
2. El surrealismo es un episodio más de la crónica.
3. Los estados literarios son relaciones complejas entre conjuntos que no se pertenecen.
4. La misión final de la literatura es la consecución de imágenes poderosas y ambiguas, más allá de la estructura de una anécdota o la mera descripción (la descripción es propia del dibujo). La potencia de estas imágenes no radica en la concreción, si no en la disolución, las visiones contrarias, y contrariadas.
5. Si una obra literaria funciona como una película, espera a que llegue al cine. Al fin y al cabo, el impacto de un producto plenamente anecdótico se mide en la cantidad de sentidos que pueda involucrar activamente. ¿Para qué ver leer un libro si puedes ver una película? ¿Para qué ver una película si puedes jugar a un videojuego?
6. La prosa es música sin duración específica. En la música, el tiempo es una propiedad cosustancial. La novela se experimenta como un recuerdo de espesor 0. Por tanto, la lectura del futuro será extrasensorial: experimentaremos Ana Karenina en un instante, y el impacto neuronal que dejará en nosotros se denominará huella literaria. Tanto mejor será la huella literaria de un libro cuantas más zonas del cerebro abarque y mejor las interrelacione.
7. El verdadero valor literario está varios pasos por detrás de la comprensión, es decir, no concilia entendimiento. Por el contrario, liga sensaciones con sentimientos, e incluso, por qué no, investiga lo irracional desde lo racional y viceversa.Todo, absolutamente todo, desde la historia hasta los personajes son herramientas que nos permiten alcanzar estos estados. El sueño de esta forma de literatura sería prescindir de esos vehículos, saltarse las explicaciones, y describir el paisaje inconsciente de nuestro cerebro (de nuevo la huella literaria).
8. En el caso de la literatura de la abundancia, es decir, rica en adjetivos, subordinaciones, de mucha información en poco espacio, la clave está en la precisión. La precisión, en mi opinión, es lo que diferencia Cien Años de Soledad de Isabel Allende, Luis Landero e incluso de otras obras de García Márquez. Tiene que ver con la concentración, con las imágenes adecuadas dentro de una anécdota particular, con los adjetivos exactos (no por ello correspondientes).Es por tanto una precisión distinta a la parquedad de Borges o al valor dramático de las palabras en Juan Ramón Jiménez.
9. Si la crónica genera una metáfora que acaba convirtiéndose en la imagen de una historia/anécdota, la resolución de esa imagen equivale a la resolución de la historia. Por ejemplo, si la agresividad de un personaje hace que lo identifiques repetidamente con un tigre, cualquier explicación zoológica sobre el animal se referirá al individuo violento. Podríamos llamarlo herencia de propiedades y su persecución constante y unificadora literatura relacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario